Cerca… muy cerca de Bogotá, encontrará usted, el saludo acogedor de una mano. Una mano dispuesta a recibirle. A atenderle… a darle “A manos llenas”, una vida plena de colorido; una mano anfitriona que le servirá para recostarse y soñar; para contemplar desde cada rincón, ese sabor a campo… a rancho… allí en donde el descanso y el retiro familiar lo alejan de todo; del bullicio, de lo impersonal, del stress; para hacerlo sentir en el “milco” de la tradición y el regazo familiar. Se sentirá como en casa, con la comodidad de “La Casa Espinel”.

 

choachi Cundinamarca